Cuándo y dónde empezó

En el año 2005, teniendo gran experiencia laboral en el mundo de la música y la organización de eventos y conciertos, habíamos conocido la existencia de un coro en un orfanato de Uganda, en las afueras de Kampala, en una zona denominada Ganda (Nansana). Una amiga nuestra había viajado allí y había conocido a todos estos chicos, los había visto bailar y cantar y nos convenció de traerlos a España.

Después de una gira preciosa por Madrid, Toledo y varias ciudades de Castilla y León, en la que nos enamoramos, tanto mi marido como yo, de todos los niños. Les devolvimos a su tierra con la intención de seguir ayudando, de vez en cuando, al orfanato de donde habían salido

Sin embargo, el dueño de aquel lugar los echó a todos a la calle. Y nos encontramos en una situación angustiosa en la que 22 niños y chavales estaban otra vez en la calle por culpa de haberlos traído aquí. Aquel día fue el arranque de un viraje total en nuestras vidas. Después de intentar varias opciones y meterles en distintos lugares e internados, no tuvimos más remedio que crear nuestro propio hogar y sobretodo nuestro propio proyecto.

Para entonces, y en vista de que habíamos heredado varios chicos ya mayores, no era cuestión de crear un orfanato al uso, sino de simplemente crear un hogar, como una gran familia, en la que se ayuda a los chicos hasta el final, es decir, hasta que se puedan valer por ellos mismos. Esto es lo que intentamos hacer en Música para salvar vidas. Evidentemente, en todos estos años, se han ido unos y han entrado otros. Pero hay unos cuantos ya volando por sus propias alas, y nos sentimos orgullosos de muchos de los resultados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies